A propósito de inmigración

A propósito de inmigración de chilenos, ya sea por las buenas o las malas, los invito a seguir esta web serie buenísima de un inmigrante chileno en EE.UU… que también se fue por amorsh…… mno puedo negar que me siento identificada con él, too much!!!

Anuncios

12 de Diciembre de 2015: y me fuí de Chile

Este viaje era mi primer viaje en avión, al extranjero y sola. Los factores “extranjero” y “sola”, agravaban mi ánimo -muy distinto es viajar al extranjero con alguien- y ni hablar del factor “Buscemi”, verlo por primera vez en vivo luego de 15 años de cyber pololeo. ufff…

 Como casi todos mis conocidos ya han viajado en avión dentro y/o fuera de Chile, se pusieron a darme consejos de todo tipo, por lo visto no me pasó ninguna de las weás que me dijeron, salvo eso de “elije” bien el asiento en que irás porque te van a doler las piernas y vas a sentirte obligada a caminar por el pasillo (consejo de un amigo que mide como 2 metros xd). Lo weón de todo es que mi pasaje era clase Paaabre o ECONÓMICO como dicen las aerolíneas, por lo tanto elegir el lugar donde sentarme era una variable que no iba a poder controlar del todo, salvo la fila y el orden del asiento más no la comodidad.

a1

Esperé el día en que se abría el check-in online para reservar de una mi asiento, fue emocionante poder elegir entre cientos de asiento el que yo quisiera, había como 4 weones que ya habían hecho chek-in antes. Yo elegí a la ventana. Para poder mirar……nubes.

Mi vieja me fue a dejar a Santiasco -, me acompañó horas y horas, hasta desaparecerme dentro de esa mierda de Duty free. Yo tenía miedo de puras weás, comenzando por si me weveaban al momento de mostrar pasaporte y salía en el sistema si tenía alguna deuda bancaria –le debo 200 lucas al chantander y ya no se las pagué, JÁ– o no sé, cualquier weá tonta que atentara contra mi integridad de viajera.

Pasé piola y rápido, ni sonó la mierdita de detector de metal, yo creo que fui la que más rápido ha pasado por revisión en la historia, jajaja… es un mito que solo podí llevar 5 kilos en la maleta de manos, yo llevaba casi 10 kilos o más…. Ni la pesaron… sentí que comenzaba bien mi viaje… hasta que llegué al lugar ese lleno de asientos donde ves weones durmiendo, puedes ver aviones entrando y saliendo y weonas hablando diciendo weás como: “Señores pasajeros, el vuelo 666 con destino a Israel viene con retraso”.

12363048_10208052355969404_9012932488651047649_o
Familia de Cuicos mutándo mientra esperan su avión con destino a Brasil.

Me senté a esperar, como 3 horas… miraba gente como pa`hablar pero todos pegados a los celulares o tablets…. En fin…. No tenía más que 2 lucas en efectivo chileno y estaba cagada de hambre… caminé buscando algo barato y digno de mi hambre, la única mierda que me alcanzaba era un café Starbucks gigante que estaba en promo…. Me lo compré y quedé en $0 … Fue chistoso porque yo andaba con un polerón que parodia esa marca y dice STARFUCKS y sale la imagen de la sirena pero en versión esqueleto… la chica que me atendió me vio el polerón pero no cachó, y me dijo toda emocioná: “awww, eres fanática….. que choro!!!” , primero no caché, luego entendí… luego entendí que ella no entendió…… bue….

Debo destacar mi nerviosismo, iba a cada 15 minutos al baño a mear y a contar los euros que llevaba en efectivo, nada de tarjeta, toda la weá en efectivo y a revisar la carta de invitación, el pasaje, el seguro de vida….etc…….. era como una weá super compulsiva.

Comienzan a dar indicaciones por altavoz y yo le preguntó medio asustada a un weón care buena onda, qué xuxa debo hacer…. Y me dice: “tenís que hacer una fila weona de acuerdo a la letra de tu boleto… te recomiendo que esperís y seai la última en subir, es un puro weveo”. Eso hice… mientras me contaba que iba a visitar a Barcelona a su familia y que llevaba juguetes y weás pa` los sobrinos, y en un momento quedó como con care PLOP y no caché que estaba Alexis Sanchez al lado mío, con 2 guardias mirando por donde subir a nuestro avión…. Por un segundo estaba que le decía: “weón, yo igual nací en Tocopilla”, pero encontré desubicado y al final se fue fugazmente, luego dentro de mi avión intenté buscarlo en primera fila pero no hubo caso. El chileno con el que hablaba quedó paralizado y le temblaba la pera, lo entendí, no le hablé más, se cachaba que era fan, yo quedé con ganas de decirle al Alexis que nacimos en el mismo pueblito paaabre en medio del desierto.

Luego nos embarcamos, y pasó la peor weá que puede pasarle a un ser vivo como yo; irse sentada al lado de un niño menor de 10 años con hiperactividad. Las primeras horas fueron la peor mierda, yo aún tenía un nudo en la garganta de cuando despegó el avión y el pendejo parecía que cada vez que el avión subía y subía se iba poniéndo más hiperactivo… Como a las 10 de la noche vino a quedarse quieto viendo los pitufos en esa mini telecita que va detrás de los asientos. Yo me las di de sofisticada y limité mi repertorio musical a Vivaldi y Mozart…. El ruido del avión era terrible, era como si te hubiesen encerrado en un cuarto enano con una lavadora en estado de centrifugado. Agregarle lo peor de lo peor… turbulencias con tormenta eléctrica. El avión como que se movía con ruidos extraños y yo miraba por la ventanita cómo a pocos kilómetros había rayos que iluminaban las nubes…. Por un momento me imaginé que nos íbamos a pique y que moríamos todos los weones y que luego salía mi triste historia en algún diario local y al cabo de los meses me convertía en algo así como La llorona pero versión aérea.

a2
De izquierda a derecha: Foto 1.: Ascendiendo en Chile, vistas al horizonte del pacífico. Foto 2.: Niño hiperáctivo con su mamá posiblemente. Foto 3.: Planeando ya sobre las Europas.

Dormí mal, como la mierda, no quería despertar al pendejo hiperactivo porque o sino iba aseguir weveando, entonces me vi obligada a aguantarme de ir al baño. No recuerdo que pasó pero me desorienté, no sabía cuanto faltaba y no quería preguntar. Sení que me usurparon horas de mi cabeza.

Llegamos a Madrid en vuelo directo- eso fue lo mejor del viaje- como a eso de las 13:00 hrs. Me contacté con Buscemi por móvil, no recuerdo si me llamó o por Whatsapp, me estaba esperando. Me bajaron los peores nervios de mi vida, me perdí en el aeropuerto. Es raro, siempre entiendo con facilidad las señaléticas (debe ser porque soy diseñadora gráfico) pero esta vez no sabía donde mierda ir. Seguí la masa, y luego de pasar por timbraje de pasaporte -siempre con miedo de discriminación por ser “pelo negro”-, bajamos como a una especie de metro largo que nos llevó en patota a todos los weones que bajamos del avión.

Llegué siguiendo la gente a esa parte donde sacas tus maletas, mi weá fue casi de las últimas. Luego de eso fui lo más rápido que pude al baño a cambiarme ropa y pegarme una emperifollá… siempre pensé que el día que conociera a Buscemi sería más idílico pero no… estaba toda sudada, nerviosa, horrenda de cara y con sueño y hambreeee!!!!… con ganas de llorar, de cagar, de gritar y de dormir mucho.

Salí y me dijo que estaba afuera esperándome, veía que salían cientos de weones y afuera otro cientos más gritando, emocionados, riéndose, hablando…. Era una mierda… miré hacia donde Buscemi me dijo, caminé y allí lo vi, a los ojos más lindos que he visto, con cara de ansiedad, sin moverse… llegué, lo abracé y le dije; pero salúdame poh weón!!! (mi relación de amor es informal, no es como la típica relación de amor melosilla con decoraciones lindis)… me ayudó con una maleta y caminamos, los dos éramos zombies nerviosos y con sueño, no hubo beso de amor ni saltar ni gritar, es como si ya nos hubiésemos visto antes, a pesar de aquella reacción poco afectuosa –típico en nosotros- supe que me quedaría con él por acá, y se que él también. (

Luego de eso poco recuerdo, subimos al metro, hicimos un cambio y llegamos al cabo de minutos a “nuestra casita”, donde estamos viviendo actualmente y donde se desarrollan historias cuaticas. <- eso lo contaré en otro artíCulo.

Como pa`empezar

 

Captura de pantalla 2016-03-21 a las 8.11.59 copia

Son las 7:00 a.m en punto, 3:00 a.m. en Chile… me levanté hace poco sin haber dormido nada (me puse a wevear con el celu como siempre; Candy crush y otras hierbas) me levanté y me vine al “Salón”. Desde que vivo acá he tenido que cambiar palabras, no porque quiera, es que nadie entiende lo que trato de decir; auto, living, palta, morrón, ciboulette……  ya no más “living”, bienvenido Salón.

Me vine con el note y mis cigarros, porque tengo pendiente esta tarea de crear el blog para tener al tanto a mi familia y amigos de los lugares que voy conociendo y qué es de mí; si me estoy muriendo de hambre por la famosa crisis o si ando por ahí vacacionando siempre como se imagina uno de la gente que se va a vivir a otro país.

Es necesario-por más latero que sea- contar qué cresta estoy haciendo en España y precisamente Madrid.

Conocí hace unos 15 años por internet a Buscemi –le digo así porque es la versión joven y mejorada de Steve Buscemi- nos convertimos en cyber pololos, muchos se preguntarán que por qué tantos años, que por qué el weón no venía a verme como es más usual en los cyber pololeos, pero sucede que como yo vivía con mi viejo y mi abuela, era imposible meterlo a la casa, por más europeo que fuera el weón era un “psicópata” o asesino en serie que sólo tenía malas intenciones. Bueno, la weá es que yo siempre quise ser quien lo visitaría primero… para empezar, hablamos de Europa, los amantes de la historia, la literatura y el arte sabrán la trascendencia… bueno, también es una buena opción para los weones arribistas y los lanzas internacionales pero eso ya es otro tema, quizás si no me aburro de esta weá escriba más adelante un ensayo de ello.

Como decía, estaba la excusa de conocer España, y también era una buena estrategia por si no me gustaba Buscemi, de agarrar mis weás y desaparecer, en cambio si era Buscemi quien viajaba, ¿qué podía hacer para arrancar si no me gustaba  o si el weón se ponía cargante? , me iba a doler el alma decirle que agarrara sus weás y se fuera, como que no era justo considerando el medio pique, la inversión de las lucas en pasaje y demases y los años de ilusión.

Cuento corto…. Estos últimos años de mi vida han pasado demasiadas cosas, más malas que buenas, comenzando con la muerte de mi mami (abuela que me crió) y luego con la de mi viejo… todo mal, sumarle las actitudes mariconas de mi familia, todo indicaba que había que irse de ahí.

Con la muerte de mi viejo, recibí de herencia la devolución de unas lucas de la AFP –sí, aunque no lo crean esos qliaos devuelven plata- fue como un regalo que me hacía mi viejo, saldé todo lo que tenía que saldar, compré mi pasaje, con fecha 12 de Diciembre, esa misma semana, el Lunes 7 de Diciembre, era la exhumación de mi viejo para su traslado al parque donde estaba mi abuela, fecha que me dio el servicio de salud y que curiosamente era la fecha de cumpleaños de mi abuelo paterno. Weás mágicas que pasan. Armé en poco tiempo la maleta y organicé el viaje, mi primer viaje sola a otro país, era demasiado toda esa weá en poco tiempo… tenía aún esa sensación amarga de la muerte de ellos, la ansiedad terrible de ver por primera vez al Buscemi en carne y hueso, la mala onda de la que me advirtieron mis amigos con respecto a los weones españoles en el aeropuerto, quizás hasta me deportaban porque querían, porque tengo el pelo muy negro, porque llevaba conmigo una bufanda gigante estilo boliviano…. Suena weón pero lo pensé, pensé mil weás más….. estrés a cagar…. Tanto así que en el aeropuerto me puse a llorar y me amurré como weona y ya no quería nada, solo teletransportarme… mi vieja que me fue a dejar al aeropuerto me ayudó mucho; con el equipaje, en animarme y devolverme la seguridad que se me fue a la xuxa con tanta cosa en la cabeza.

Lo que sigue da para otro capítulo, es demasiado largo todo así que intentaré ser lo más concisa. Me he decidido por escribir de forma espontánea y xuxeta como soy  (eso puede incluír pasarme por el culo las leyes ortográficas).

Esto es para mis amigos, familia –mamá, hermana y un par de primos- y para quienes estén interesados en la experiencia de una Chilena viviendo en Europa , con pocas lucas y en plena crisis. Para los que tienen en mente venir a conocer o incluso vivir por acá, prometo compartir material que les será de mucha ayuda, y para quienes tengan preguntas, pueden escribirme y les responderé en detalle sin ningun problema.

Disfruten de este espacio.